PARADA DOS MONTES

Si abandonamos A Pobra do Brollón dirección Courel, la última aldea que nos encontramos es Parada dos Montes. Aldea típica de montaña donde el tiempo parece haberse parado. Casas, cuadras y pajares se agrupan a lo largo de un camino como si fuesen una única vivienda. Las casas conservan balcones tradicionales de madera y al unirse unas con otras crean túneles en las calles que protegen la maquinaria y animales de las inclemencias meteorológicas. El terreno sobre el que se construye la aldea es rocoso, las construcciones están orientadas hacia el mediodía, protegidas de los vientos del norte y de las rigurosas nevadas. Un lugar de visita obligada.

 

Parada dos Montes