Manifiesto por el Día de la Mujer

Manifiesto por el Día de la Mujer

Marzo 09/concello/Xeral

A Pobra do Brollón en igualdad

Cara a este ocho de marzo a ONU emplea la pandemia como claro ejemplo del valor de las mujeres en el futuro de la humanidad, pero también como evidencia de la persistente discriminación y vulnerabilidad que sufren por mor de su género.

En la batalla sobre el suelo las mujeres llevaron más peso, en tanto que son mayoría en el personal sociosanitario y que, fruto de la desigualdad, también en la vida privada asumen una carga mucho mayor en el cuidado de los menores y personas dependientes; señalar que las medidas para contener el coronavirus generaron circunstancias que agravaron la mayor de las crueldades del machismo, la violencia sobre las mujeres.

Desde su origen, la humanidad tiene una gran cuenta pendiente con el género femenino en materia de justicia social. El trabajo remunerado, el voto, el acceso a los estudios, la patria potestad, la independencia económica, la eliminación del delito de adulterio... Cada derecho adquirido por las mujeres tuvo que vencer la oposición de un patriarcado contrario a renunciar a su situación dominante. 

Hoy en día las mujeres europeas tienen que trabajar una media de 53 días más que los hombres para alcanzar la misma remuneración por el mismo trabajo. La brecha de abandonos y reducciones de jornadas laborales para hacer de cuidadoras aumentó un 27% en perjuicio de las mujeres, a pesar de que este sacrificio muchas veces es solventable con una mayor corresponsabilidad de los hombres o con medidas de conciliación como el teletrabajo. Estos hechos muestran el largo recorrido que queda para alcanzar la igualdad de facto, mismo en la región del mundo con mayores logros en la materia.

Las mejoras políticas y normativas son fundamentales para avanzar, pero para la igualdad real es imprescindible la voluntad social de cambiar las cosas. Y la generación de esa voluntad precisa de más acción que el clamor de un día. El mensaje del 8M debe estar presente en las conciencias y acciones de todas las personas, entidades e instituciones día tras día. Siempre.

En ese punto, en tanto que la administración local es la más próxima a la ciudadanía, los ayuntamientos, en este caso A Pobra do Brollón, tenemos una gran responsabilidad y potencial a la hora de modelar una sociedad evolucionada y progresista con la defensa y fomento de la igualdad entre mujeres y hombres. 

Entre todos debemos trabajar hoy y los 364 días restantes del año en la concienciación de nuestros vecinos y vecinas. Debemos ayudar la que cada una de las chicas y mujeres, en igualdad de oportunidades y condiciones que los hombres, puedan ocupar en la sociedad el lugar que les corresponde por derecho propio, y que no es otro que lo que ellas deseen.

8M


RELATED POSTS