El Castro de San Lourenzo en Cereixa acoge este verano una nueva campaña arqueológica con campo de voluntariado

Participantes en el campo de voluntariado de 2019 en el Castro de San Lourenzo

El Castro de San Lourenzo en Cereixa acoge este verano una nueva campaña arqueológica con campo de voluntariado

Junio 27/concello/Xeral

Tras la confirmación por parte de la Consellería de Xuventude de la realización de los campos de voluntariado en Galicia, el Ayuntamiento de A Pobra do Brollón anuncia la continuidad del campo en el Castro de San Lourenzo, situado en Cereixa.

El campo de voluntariado tendrá lugar del 2 a 13 de agosto y está abierto a personas jóvenes residentes en Galicia entre 18 y 30 años. El número máximo de participantes son 12 y ya está abierto el plazo de inscripción.

“Entendemos que si la Xunta da luz verde a los campos de voluntariado es porque se dan las condiciones. Nosotros estábamos preparados a nivel municipal y nos alegra mucho poder continuar con estos trabajos que repercuten en la economía y en la comunidad local,” comenta el alcalde Xosé Lois Maceda.

Un campo arqueológico

Los participantes podrán conocer de primera mano el proceso de excavación de una necrópolis medieval, sector donde se centrarán los trabajos este año y en el que apareció el famoso Atilano, un esqueleto en muy buen estado de conservación encontrado en la campaña de 2018.

“Se trata de una de las necrópolis medievales mejor conservadas y estudiadas de Galicia por lo que es una oportunidad para los participantes de recibir una formación poco habitual,” comenta  Xurxo Ayán, director arqueológico del proyecto.

Los trabajos arqueológicos se vienen realizando desde 2016 y en sucesivas campañas, el castro de Cereixa se convirtió en un referente internacional de la arqueología en comunidad.

Un campo comunitario

Además de la arqueología, en la organización del campo se persigue la implicación de los participantes con el proyecto y con los vecinos. En años anteriores el campo de trabajo coincidía con la romería de San Lourenzo.

“Este año debido a la crisis sanitaria no se realizará la romería, pero los voluntarios podrán participar en otro tipo de actividades más informales con los vecinos,” comenta  Ayán.

Un campo con medidas excepcionales

El contexto sanitario, por supuesto, marca enormemente las características de esta edición, siguiendo las medidas de seguridad marcadas por la Xunta. 

Este año solo participarán voluntarios residentes en Galicia, frente el carácter internacional de otros años. Al mismo tiempo, el número máximo se establece en 12, en vez de 20 como en ediciones anteriores.

Por otra parte, existe un protocolo sanitario marcado por el distanciamiento, higiene y uso de mascarilla. “Se trata de equilibrar la precaución con la necesidad de dar continuidad a los proyectos que incentivan la economía local,” comenta Maceda.

Las personas interesadas en participar pueden encontrar más información e inscribirse en  http://xuventude.xunta.es/accion-de-veran



RELATED POSTS